Las cascadas de Shinok se ubican en la región de Altai en Siberia, una de las más desconocidas y a la vez interesantes de toda Rusia. Ubicada en el centro geográfico de Asia, se compone de dos divisiones administrativas: el Krai de Altai y la República de Altai.

En el krai de Altai están las mayores ciudades de la región: Barnaul y Biysk. Sirven como punto de partida para disfrutar de esta región con paisajes espectaculares. Uno de estos lugares naturales que merece una visita son estas cascadas de Shinok. Os contamos cómo llegar y verlas.

Cómo llegar hasta el punto de partida para visitar las cascadas de Shinok

Lo primero es llegar hasta Topolnoe, el pueblo más cercano. Para ello, partiendo desde Novosibirsk o desde Banaul, hay que tomar la carretera federal rusa M52 rumbo al sur (hacia Mongolia). Una vez en Biysk, tomar rumbo a Soloneshnoe y seguidamente hacia Topolnoe.

Llegados a Topolnoe, siguiendo la pista al sur hacia Ust-Kan, a dos kilómetros encontramos el camping y hotel “Pesno Skazka”. Es la base ideal para la excursión a las cascadas. Precio por noche y persona de 1.000 rublos.

La excursión a las cascadas en 4×4 desde esta base cuesta 3.600 rublos (1 jeep con guía y capacidad para 4 personas).

shinok_ruta_1

Trekking hasta las cascadas de Shinok

Las cascadas de Shinok se ubican en plena montaña, bien adentro del bosque, en una zona muy tupida y angosta. Para llegar a ellas es imprescindible llegar en todoterreno hasta la zona de parking situado a 10km de la pista principal. Recomendamos contratar una excursión o un conductor en 4×4 para llegar a esta zona, pues el terreno es complicado (más en caso de lluvia reciente).

Tras aparcar el todoterreno, se inicia el sendero a pié siguiendo el curso del río. El camino cruza varias veces el río, por lo que es necesario llevar calzado y ropa teniendo en cuenta este aspecto.

shinok_ruta_2

Avanzamos durante dos kilómetros aproximadamente por este sendero entre muchísima vegetación, a través de un valle cada vez más estrecho. El camino no es difícil y presenta poco desnivel. Las únicas complicaciones son el barro en caso del lluvia, las raíces de árboles que generan escalones altos y los propios árboles que aparecen caídos a veces en medio del camino.

Las dos primeras cascadas

Llegamos así a la primera cascada, de 5 metros de altura y mucha inclinación, que acaba en una poza que debemos cruzar para seguir el camino por la parte izquierda de la cascada.

shinok_cascada_1

El camino ahora es más vertical, pero no en exceso. Al poco rato aparecemos ante la segunda cascada, de 28 metros de altura. El entorno ya es impresionante en este punto.

shinok_cascada_2

La tercera cascada

Siguiendo por la izquierda de esta segunda cascada aparece un camino con una fuerte pendiente que incluso está equipado a ratos con cuerdas para ayudar a sortear la inclinación.

Una vez coronada la parte superior de la segunda cascada, se debe seguir el camino entre el bosque. Finalmente, aparece la tercera y última cascada, con unos impresionantes 78 metros de altura. El agua crea a veces una niebla alrededor debido a la espectacular altura de la cascada.

Para regresar al aparcamiento, se debe desandar el mismo camino que se ha seguido para llegar hasta este punto.

Resumen e información general de la excursión a las cascadas de Shinok

La excursión a las cascadas de Shinok no tiene excesiva dificultad. Es apta para cualquier persona con una forma física normal, pues son apenas unos 7 kilómetros de ida y vuelta.

El tiempo total desde el aparcamiento hasta la tercera cascada y vuelta se calcula en unas 2,5 horas. El tiempo en todoterreno desde la carretera hasta el parking es de unos 30 minutos, y desde la base “Pesno Skazka” hasta el parking son unos 45 minutos. Por lo tanto, si sumamos el viaje en todo terreno desde la base turística, el tiempo total de la excursión es de unos 4-5 horas. Pese a que los locales dicen que son unas 7, nosotros lo hicimos en ese tiempo.

shinok_camino_2

Recomendamos llevar comida picnic para la ruta, pues no hay posibilidad de comer en el trekking, al tratarse de una zona totalmente salvaje.

Debe llevarse ropa y calzado adecuados teniendo en cuenta que deben cruzarse algunos ríos y pozas de agua sumergiéndonos hasta la rodilla. El clima, además, es muy variable: puede llover fuertemente y en diez minutos salir el sol. Por ello, recomendamos llevar impermeable por si acaso.

Esperamos que esta pequeña guía os sea de utilidad y os permita descubrir una pequeña belleza de la naturaleza realmente al alcance de cualquiera.

shinok_camino_1