Un año más, un buen grupo de aventureros pasamos el fin de año y las vacaciones de Navidad en el desierto, rumbo a Dakar, a bordo de la 4ª edición del Sahara Desert Challenge. Esta cuarta edición se disputó del 27 de diciembre de 2015 al 10 de enero de 2016, con salida en Coruche (Portugal) y llegada en el famoso Lago Rosa, en las cercanías de Dakar. Un viaje de aventura, no competitivo, con el objetivo de recrear los momentos de aventura del antiguo París Dakar y también con el objetivo de disfrutar de la conducción y de los paisajes y culturas por los que transcurre un trayecto tan espectacular como el de éste viaje, a través de algunas de las zonas más remotas del desierto del Sahara.

Tiizi'n'Tichka, Marruecos

La ruta de esta edición presentaba un interesante recorrido por lugares realmente especiales del desierto del Sahara: las dunas de Erg Cheggaga y el lago Iriki de Marruecos, los enormes lagos secos y tramos de hamada que recorren el desierto rumbo a Mauritania, el seguimiento del valle del río Draa en Marruecos, la impresionante bahía de Dakhla, los poblados nómadas en el interior del desierto, a pié de dunas, el no menos impresionante Parque Natural de Banc d’Arguin en el norte de Mauritania, la mismísima playa mauritana rumbo a Nouakchott, las dunas anaranjadas del interior de Mauritania, cerca de Atar y Akjout, la vivacidad y el colorido de Senegal… Son sólo algunos de los alicientes de un viaje de más de 3.500km que, por sus características, tiene muchísimos puntos de interés.

Tiizi'n'Tichka, Marruecos

Pero todos estos alicientes y experiencias hay que dosificarlos, hay que saborearlos día a día a lo largo del Sahara Desert Challenge. Es por eso que el diseño de ruta se lleva a cabo de manera meticulosa, estudiada, y es fruto de la experiencia de muchos años realizando este trayecto y recorriendo el desierto. Durante el mes de octubre y noviembre se lleva a cabo, cada año, una exploratoria completa en busca de nuevas rutas a base de mapas y cartografía local. Algunas etapas de medio día o poco más son tan especiales y únicas que implican prácticamente dos días de exploración por la zona, buscando los mejores trayectos, los mejores pasos, los mejores puntos de interés, y es por eso que un viaje como éste permite recorrer algunos paisajes únicos, donde las huellas de camello son las únicas señales de vida, y donde los pocos locales se sorprenden a nuestro paso, al estar claramente lejos de las rutas más convencionales para cruzar el desierto. Esto da, como resultado, un viaje realmente único.

Marruecos

Como es tradicional, el viaje se inició con la partida oficial en Coruche, con un acto institucional y una etapa prólogo por los alrededores de la localidad portuguesa, cercana a Lisboa, que hospeda anualmente la salida del evento. La caravana partió rumbo a Beja para pasar la primera noche, para al día siguiente, bajo un clima lluvioso, llegar a Tarifa, punto de encuentro con algunos participantes de España y momento de cruzar a África a través de un estrecho de Gibraltar embravecido. Una vez en tierra firme, tomamos rumbo a Assilah, donde se completó el grupo de la expedición, al unirse los participantes italianos y españoles que venían en el ferry Genova – Barcelona – Tanger. ¡Ya estábamos todos!

Cruzando el desierto hasta Mauritania

La etapa entre Assilah y Marrakesh transcurrió tranquilamente mientras todo el convoy tomaba el pulso a la expedición. Por autopista llegamos a primera hora de la tarde a Marrakesh, hecho que permitió a muchos descansar, conocer la ciudad y visitar los puntos de interés de la misma, para acabar el día cenando en una de las cientos de paradas de comida ambulante que cada día aparecen, a media tarde, en la plaza Jemaa-El-Fna, a ritmo de la música de fondo que emana de las tiendas y de los corros de danza que se forman en plena plaza, junto a los vendedores de ilusiones, tatuadores, y otros oficios variopintos.

Jemaa-el-Fnaa

Pero teníamos ganas ya de tocar arena, por lo que la ruta del día siguiente iba directa al desierto, cruzando el Atlas a través del puerto de Tizi n’Tichka y descendiendo a través de un paisaje cada vez más árido y rural hacia el impresionante valle del Draa, que recorrimos por su lado este, el opuesto a la carretera principal, para atravesar las localidades y los palmerales que lo convierten en único. La etapa finalizaba en las mismísimas dunas cerca de la localidad de M’Hamid, a ochenta kilómetros de Zagora, la puerta del desierto.

Erg Cheggaga

Y la primera toma de contacto con el desierto en estado puro de este Sahara Desert Challenge 2015 fue intensa, muy intensa. El día de fin de año, la etapa transcurría desde M’Hamid hasta el campamento cerca de Icht, a través de Erg Cheggaga y el lago Iriki. Y el río de arena que transcurre al margen de las dunas, antes de Iriki, resulto un auténtico reto, que se superó gracias a la ayuda mutua de los participantes y del soporte de la organización, y que grabó intensamente los primeros recuerdos de este viaje. Una etapa que resultó excepcional y que finalizó de manera festiva celebrando la entrada de año en medio del desierto, alargando la fiesta hasta bien entrada la madrugada.

Dunas de M'Hamid

Dunas de M'Hamid

Al día siguiente, ya en 2016, la expedición tomó su ritmo natural. Todo iba sobre la marcha. Las motos y los coches seguían a su ritmo el track marcado, que transcurría siguiendo el valle del río Draa. Una ruta única en la que tuvimos prácticamente de todo: arena, lagos secos, piedras (pocas, pero las había), hamadas… Antesala de lo que serían las siguientes etapas del sur de Marruecos, donde se alternarían este tipo de paisajes hasta llegar a la impresionante bahía de Dakhla, un lugar único y punto de encuentro de los amantes del kitesurf.

Dakhla

Dakhla es, cada año, el fin de viaje para los participantes de la Marocco Adventure, la versión corta del Sahara Desert Challenge, apta para aquellos que no pueden llegar hasta el final por motivos laborales u otros. Nos despedimos del pequeño grupo de participantes tras una entrega de certificados y el resto de la expedición seguimos hacia la frontera de Mauritania, para iniciar la segunda parte de este viaje: el desierto de Mauritania.

SDC2015

Texto y fotos: Ignasi Calvo (GR11 Viajes)

Inscríbete en la siguiente edición del Sahara Desert Challenge.
Toda la información y registros aquí: http://www.saharadesertchallenge.com