Agencia de viajes en moto, 4x4 y de aventura
Sdc2018 1

Sahara Desert Challenge 2018 / Parte 1 / Desde Coruche a Dakhla

Un viaje de estas características nunca deja indiferente a nadie. Las experiencias y emociones vividas, aunque pueda sonar a tópico, difícilmente se olvidan. Es la sexta vez que hago este viaje como miembro del staff, e incluso conociendo bien los pormenores del viaje, de la ruta, de los lugares por los que pasamos, de sus gentes… Pese a haber perdido ya hace tiempo el factor novedad, y pese a lo duro que pueda resultar, siempre hay ganas de regresar… y de más. Y lo percibo en los participantes. Además, nos lo cuentan al final de cada etapa. El Sahara Desert Challenge es un viaje que, indudablemente, deja recuerdos para toda la vida. Los viajes de aventura crean adicción.

El Sahara Desert Challenge se podría definir como una aventura asistida, tal y como me transmitieron algunos participantes este año. Aunque vayamos en grupo y estemos organizados, hay muchísima libertad. Los grupos de viajeros se forman de manera espontánea, y los ritmos se definen en los primeros días. Desde la salida en Coruche (Portugal) hasta Marrakech, ciudad en la que el grupo ya se ha formado con las incorporaciones de participantes en Tarifa y Tanger. En esta séptima edición el grupo ha sido muy heterogéneo, con gente de Portugal, España, Italia, Francia, Holanda e Inglaterra, entre otros.

Sdc2018 Atlas
Rodando por el valle del Draa

El verdadero contacto con el desierto empieza tras cruzar el Atlas por el paso de Tizi’n’Tichka, en constantes obras. Las espectaculares vistas de la cordillera del Atlas contrastan con la belleza del palmeral del valle del río Draa, el más grande del mundo, por el que circulamos hasta llegar a Zagora, la auténtica puerta del desierto. Desde aquí salían las antiguas caravanas de camellos de los comerciantes hasta Tomboctou, en un viaje de unos 52 días por el desierto. Lo conmemora un mural en la pared a la salida de Zagora. Pasamos por este mural rumbo a nuestra primera noche en el desierto, junto a las llamadas dunas judías, pues era donde se asentaba antaño la comunidad judía.

Sdc2018 Agdz
Mercado en la localidad de Agdz

Cada mañana iniciamos la marcha con el briefing matinal, este año en cuatro idiomas: portugués, español, inglés e italiano. Son las notas de interés y recomendaciones para la ruta del día: puntos para repostar, descripción del recorrido, abastecimientos… En la primera etapa de desierto puro recorremos el gran río de arena alrededor de las dunas de Erg Cheggaga, que nos lleva directo al lago Iriki, muy conocido entre los aficionados al offroad por ser uno de los lagos secos más accesibles (más al norte). Pero tras unas etapas de hamada y alguna piedra por la región de Smara, y ya en el territorio del Sahara Occidental, el auténtico lago seco que deja a todos impresionados es Saguia al Hamra, con su superficie perfectamente lisa que invita a acelerar con prudencia, pues un lago seco esconde peligros como baches e irregularidades puntuales.

Sdc2018 Lago Iriki
Lago seco de Iriki, entre M’Hamid y Foum Zgid

Seguimos rumbo al sur a través de las pistas del Rally Dakar africano, hacia Dakhla, atravesando un desierto que más bien parece una estepa de lo verde que está. Las lluvias de octubre han hecho florecer lo que suele ser un territorio árido y seco. Pájaros, flores, y mucho más movimiento del habitual de nómadas con sus camellos y ovejas. Ellos, que transitan estas tierras constantemente, nos explican que hace sólo un mes atrás la estampa era aún mejor, con flores por doquier, dando un toque de color inusual a un desierto habitualmente árido y duro.

Sdc2018 Desierto Verde
Un desierto verde nos sorprendió rumbo a Dakhla

Llegamos a Dakhla habiendo superado la primera parte de este viaje y los problemas que surgen durante él. Tiempo de recuperarse, descansar, resolver averías mecánicas y de cargar las pilas para la segunda parte de esta edición, en la que nos adentraremos por Mauritania, uno de los países más desconocidos del África Occidental.