Agencia de viajes en moto, 4x4 y de aventura
Amalfi en moto

La Costa Amalfitana en moto: guía de viaje

La costa Amalfitana es uno de los destinos más bonitos del sur de Italia. Sus reviradas carreteras de costa, sus paisajes y sus localidades únicas la convierten en uno de los mejores lugares para rodar en moto, en solitario, en pareja o con amigos.

Queremos compartir con vosotros nuestra pequeña guía de viaje en moto por la costa Amalfitana. ¡Esta espectacular zona de Italia no os decepcionará!

Este artículo fue escrito originalmente en julio de 2017 y actualizado en agosto de 2020 con informaciones prácticas a esa fecha (informaciones sobre Covid-19 y otros).

Medidas de prevención de la Covid-19 en la costa Amalfitana e Italia

Tanto en la costa Amalfitana como en Italia, las medidas de prevención de la Covid-19 implantadas tras la pandemia iniciada en marzo de 2020 son similares a la de mayoría de países. En agosto de 2020, estas medidas eran:

  • Uso de mascarilla en recintos cerrados y en espacios turísticos abiertos o cerrados (recintos arqueológicos, museos, etc).
  • Dispensadores de gel en las entradas de los hoteles, recintos, tiendas, etc.
  • Distancia física de seguridad, señalizada en los establecimientos.
  • Acceso a los museos y recintos turísticos previa reserva, tanto si son gratuitos como de pago. La información y la inscripción para acceder por franjas horarias suele estar disponible en la web oficial del recinto o bien en el mismo acceso físico. Por ejemplo, para visitar el Castillo de l’Ovo en Nápoles, es necesario registrarse mediante un link, y elegir franja horaria. Lo mismo sucede para el acceso a las playas de la costa Amalfitana: es necesario registrarse para la trazabilidad y control de aforo.
  • Los hoteles siguen las medidas de seguridad establecidas por las autoridades, pero difieren en la entrega del desayuno. La mayoría opta por no hacer buffete libre y entregar el desayuno en la habitación, o bien buffete y se pide al camarero lo que se desea, pero también hay hoteles más pequeños que optan por hacer buffete tradicional sin cambios. Recomendamos ir con el máximo cuidado en la elección de hotel con desayuno para saber qué medidas de seguridad se están aplicando.
  • Si viajáis en barco a Roma (Grimaldi Lines), las medidas de seguridad son más estrictas: es necesario rellenar un documento de autoresponsabilidad sobre la Covid-19; hay control de temperatura en el acceso y no se puede embarcar con más de 37,5 grados; no se ubica a nadie en butaca, todo el mundo en camarote; los pasajeros deben acceder a pié como peatones, el acceso al parking está solo permitido a los conductores.

Si queires comprar tus billetes en Grimaldi Lines para Italia, no dudes en contactar con nosotros!

Día 1: llegada a Nápoles y ruta hasta Salerno

Llegamos a Nápoles en vuelo regular. Son varias las compañías que vuelan a la capital de la Campania italiana. De entre las lowcost, Ryanar y Easyjet son las que tienen vuelos con más frecuencia.

Nuestra propuesta es no subirse aún a la moto e ir en tren hasta Salerno, en la parte sur de la península de Amalfi. En poco más de una hora y media de viaje llegaremos a la localidad. Salerno es una bonita localidad costera, punto de partida ideal para la ruta por la costa.

Un buen y económico alojamiento en el centro de la ciudad, cerca de las principales avenidas, es Romántica Salerno. Se ubica en el segundo piso de un bloque de viviendas de la ciudad. Está recién reformado, las habitaciones son espaciosas y con lavabo privado. Dispone de zona común con cocina, mesas, nevera y más servicios. El desayuno se sirve en la misma habitación. ¡Una delícia! A tener en cuenta que el check-in es de 17:30 a 20:00 y el checkout es a las 11:00 (a fecha de junio 2017).

Una vez instalados en el alojamiento, es hora de salir a conocer la ciudad y pasear por sus únicas calles. El ambiente, la atmósfera de Salerno son especiales. Un aperitivo y una buena cena en la avenida principal (corso Vittorio Emanuele) serán el colofón perfecto para vuestro primer día en la costa Amalfitana.

Día 2: desde Salerno hasta Amalfi

La costa amalfitana es muy sinuosa. Hay poco espacio y, por eso, los pueblos habitan las laderas de las montañas. Es por ello que lo mejor es moverse en moto o scooter: podréis esquivar el denso tráfico y aparcar con mucha facilidad. El tráfico y el aparcamiento son problemas muy reales en los pueblos de la costa amalfitana. Sin duda, la moto será nuestra mejor aliada.

Podéis alquilar motos en Vietri Sul Mare o en la misma localidad de Ravello. Podéis hacerlo a través de nuestro colaborador Rentalmotorbikes. Haced clic en el siguiente enlace, seleccionad las fechas deseadas, el país Italia, y la localidad de Salerno – Vietri Sul Mare o Ravello. Encontraréis las motos disponibles para esa base y las fechas escogidas.

Alquiler de motos en la costa Amalfitana

La primera localidad en ruta que os proponemos es Maiori. Un pequeño pueblo que puede visitarse muy rápidamente. Os recomendamos hacer un alto en la pastelería Napoli: http://www.pasticcerianapoli.it. Allí comeréis los mejores dulces de la región. Si deseáis hacer una comida rápida, bien de precio y cerca del mar, Enjoy Bistrot es vuestro lugar. Y consejo: aprovechad para comprar souvernirs en Maiore, si queréis comprarlos. Los precios más económicos de toda la región están en esta zona.

Tras Maiore, seguimos nuestra ruta hasta llegar a Ravello, un pequeño pueblo en lo alto de la montaña, con unas vistas espectaculares. Ravello es un buen lugar para almorzar y pasear. También son muchas las opciones de alojamiento aquí, para todos los gustos y bolsillos. Consulta en este enlace los hoteles, B&B, apartamentos y alojamientos en Ravello. En Ravello se encuentra la famosa “Terrazza dell’Infinito”.

Nosotros, de todas formas, os recomendamos dormir en Amalfi, localidad a pié de costa que da nombre a la región. Es quizás la localidad más famosa, junto a Positano, de toda la costa Amalfitana. Un paseo a final de tarde y una cena al aire libre en uno de los muchos restaurantes de la localidad será el final perfecto al primer día de ruta por la costa Amalfitana . Consulta los hoteles y opciones de alojamiento en Amalfi.

Si sólo queréis hacer una parada en estas localidades, tenéis que tener en cuenta que, en algunos lugares, el aparcamiento para motos también es de pago, con parquímetros en la calle especiales para motos. Verificad bien siempre el lugar donde habéis aparcado, para evitar problemas.

Día 3: desde Amalfi hasta Sorrento, pasando por Positano

Descansamos por la mañana en Amalfi, bien tomando un baño en la playa, bien paseando… La ruta de hoy es corta, y hay tiempo para saborear los paisajes y los pueblos con calma.

Hasta Positano, la siguiente localidad, la carretera es preciosa. Curvas y curvas con el mar a la izquierda y la montaña a la derecha. La conducción aquí requiere mucha atención. Los locales conducen de manera muy alocada, así que es mejor no bajar nunca la guardia.

Una vez llegados a Positano, recomendamos entrar en el pueblo y recorrer su única calle transitable hasta la parte más baja. Podéis aparcar en uno de los parkings de pago habilitados. Una visita a la localidad es obligada. Positano es uno de los lugares más famosos de la costa amalfitana.

Si Positano se os queda pequeño, podéis tomar el camino de ronda junto al mar que sale por la zona derecha de la playa. Os llevará hasta una cala cercana, donde podréis comer, tomar el sol y, lo más importante, disfrutar de unas vistas espectaculares sobre el mar mediterráneo.

Tomamos la moto a media tarde y seguimos rumbo a Sorrento, para llegar al atardecer. Os recomendamos el hotel Palazzo Sassi (clic para ver). Está en Meta, una localidad vecina a Sorrento. La relación calidad precio es correcta, y el edificio en sí es muy interesante: una antigua casa-palacio residencial reconvertida en hotel.

Desde Palazzo Sassi podéis tomar la moto o ir andando hasta el restaurante La Conca (https://www.ristorantelaconca.net). Buena comida, a un precio razonable, y lo mejor: una ubicación excepcional, cenando en la terraza junto al mar.

Día 4: circular desde Sorrento

El día de hoy es flexible, pues acaba y empieza en el mismo sitio, y está dedicado a descubrir la parte menos turística de la península de Amalfi. Podéis descansar por la mañana en Sorrento, tomando un baño, paseando y conociendo la ciudad, o bien descansar por la tarde y hacer la ruta por la mañana. El plan es intercambiable.

Para realizar la ruta propuesta, hay que tomar la carretera que va hacia Termini, según el mapa indicado. Durante la ruta, dejaremos atrás los lugares más turísticos, llegando incluso a calas y playas donde apenas van los locales.

En Termini podemos descansar y tomar un aperitivo en la plaza principal de la localidad, que hace las veces de mirador, desde el cual se ve la isla de Capri en su totalidad.

Seguimos la carretera de vuelta hacia Positano, volviendo por la misma ruta del día anterior. La tarde la dedicaremos a visitar Sorrento y a perdernos por sus callejuelas.

Posibilidades tras visitar la península Amalfitana

Tras nuestra ruta por la costa y península amalfitana, se nos abre un abanico de posibilidades para los próximos días:

  • Visita a Pompeya: reservad un día entero para visitar las ruinas de Pompeya. Son impresionantes, y merecen ser visitadas al menos una vez en la vida. La entrada cuesta 13 EUR por persona (junio 2017). La audioguía cuesta 8,5 EUR y sólo está disponible desde la Entrada Marina de Pompeya, así que si queréis audioguía, acceded por esa entrada. Las ruinas de Herculano, mejor conservado pero más pequeño, también merece una visita (considerad que cierra todos los martes).
  • Visita al volcán Vesubio: si queréis visitar el Vesubio, debéis hacerlo por la mañana o mediodía. La excursión no lleva más de 3-4 horas. Se puede llegar en moto hasta el parking del Parque Nacional del Vesubio. Esta es, además, la mejor opción, pues en moto se llega hasta la puerta del parque. La entrada cuesta 10 EUR por persona. Sinceramente, no esperéis ver nada espectacular en el volcán… La visita merece más la pena por las vistas a la bahía de Nápoles, que por el volcán en sí.
  • Visita a la isla de Ischia: si queréis visitar una de las muchas islas de la zona, os recomendamos Ischia, en vez de Capri. Llegad en tren hasta la estación de la localidad de Pozzouli. La parada de tren está en el puerto. Desde ahí podéis coger un ferry hasta Ischia. El trayecto dura 1,5h y hay que mirar bien los horarios para poder disfrutar de la visita a la isla con calma. En la isla, recomendamos visitar el castillo Corona de Aragón.
  • La ciudad de Nápoles: Nápoles es un hervidero de vida. La parte antigua de la ciudad, abierta al mar, merece bien un día de paseo. Y la parte nueva también: el trajín del día a día y la actividad frenética y “desenfadada” de los locales os hará pasar un rato muy entretenido. No busquéis paz ni tranquilidad, pues no la encontraréis. Al revés: vais a encontrar jaleo y vida en plena ebullición. Consulta aquí los hoteles y alojamientos en Nápoles.

Playas de la costa amalfitana – Información y precios

En la costa Amalfitana hay pequeñas calas y playas públicas, pero la mayoría son privadas. Además, en la mayoría de playas el control de acceso está limitado por la pandemia de la Covid-19 y es necesario registrarse previamente mediante whatsapp (la información está en el acceso mismo a la playa).

Es posible bañarse sin pagar, pero si se desea una tumbona de las que están instaladas en las playas (y la arena está repleta de ellas), el precio es bastante elevado para muchas de ellas, y suelen ser tarifas de día entero o de medio día. Por ejemplo, en Maiori el precio el coste es de de día entero y son 20 EUR, y en Sorrento se dispara a 45 EUR. Hay qye añadir, para muchas de estas playas, también el pago del ascensor de acceso (pues la mayoría están a los pies de los acantilados).

Playa De Sorrento
Playa de pago en Sorrento.

Aparcar la moto no es sencillo (no ya decir el coche), pues la carretera suele tener los arcenes repletos de coches y motos, así que recomendamos ir cuanto antes posible o, en la medida de lo posible, a pié o en transporte público. Por la costa Amalfitana circulan autobuses de manera regular, y es la manera más óptima para acceder a la playa para una mañana o jornada de baño, si el hotel se encuentra lejos de la playa.

Si se desea, también se puede aparcar la moto en los diferentes parkings de pago que hay en las localidades de la costa. Las tarifas suelen rondar los 5 EUR por hora, con un mínimo de dos o tres horas en la mayoría de ellos. La diferencia de precios entre los parkings ubicados más cerca de la playa y los más alejados (y mas altos) es de apenas 1 EUR por hora entre ellos. Es por eso que merece la pena encontrar el parking más cercano y más a nivel del mar, para luego no tener que subir las infinitas escaleras que recorren los pueblos.

¡Viaja en moto por la costa Amalfitana!

Ahora sólo queda regresar al punto de origen para devolver la moto y volver en tren hacia el aeropuerto de Nápoles, tras disfrutar de unos días en la península amalfitana. ¡Esperamos que os haya gustado nuestra guía para viajar a la costa Amalfitana!


También te puede interesar: